• 17/05/2018

¿Como funciona el medicamento homeopático?

Las investigaciones más recientes nos ofrecen un nuevo acercamiento a las sorprendentes cualidades de estos medicamentos, los cuales han probando su efectividad durante más de 200 años en todo el planeta.

El secreto para que esto suceda es la manera en que se elaboran sus medicamentos: tomando una pequeña porción de la sustancia medicamentosa para diluirla en alcohol y agua con agitaciones vigorosas (sucusiones) repitiendo estos pasos con la solución resultante, varias veces, hasta obtener diluciones que conservan las propiedades curativas de productos como el arsénico, belladona, fósforo o mercurio, pero sin su toxicidad.

Muchos dudan de la eficacia de estas preparaciones por encontrarse altamente diluidas y es verdad que aún no hay una explicación definitiva sobre la manera en que actúan las preparaciones homeopáticas. Sin embargo esto no significa que no existan fundamentos sobre su funcionamiento. 

¡La respuesta está en la física!

Los medicamentos homeopáticos estimulan al sistema inmunológico (de defensa) para que luche de manera suave contra las enfermedades.

¿Cómo se logra ese estímulo? Las observaciones de médicos e investigadores sugieren que la respuesta no está en la composición química del medicamento sino es sus cualidades físicas, pues las diluciones contedrán energía electromagnética capaz de generar reacciones en los seres vivos.

Estudios en todo el mundo (algunos realizados en México por científicos como Angel Salas y Vicente Rosas Landa) han demostrado que incluso los medicamentos muy diluidos que se someten a ciertas pruebas de análisis actúan como si la sustancia medicamentosa de la que provienen estuviera presente en grandes cantidades. Esto se deberá a que su información electromagnética se habría trasmitido mediante agitaciones empleadas en su fabricación. 

Dichos trabajos han sido confirmados por personas como Luc Montagnier, premio Nobel de Medicina 2008 por descubrir al virus de inmunodeficiencia humana (VIH). El científico francés demostró que ciertos microorganismos nocivos "impregnan" pulsos electromágnéticos en el agua (lo cual crearía formas cerradas capaces de almacenarlos), y que este líquido, bajo ciertas circunstancias, podría "reproducir" dicha información y actuar a un nivel biológico.

Se requieren más investigaciones al respecto, pero los trabajos de Montagnier y otros científicos nos acercan a una explicación sobre el funcionamiento de los medicamentos homeopaticos, los cuales "grabarían" información de las sustancias medicamentosas y luego la "transmitirían" al organismo para estimular sus defensas.

Por Rafael Mejía

Revista Homeofarma  Núm. 08 2018

www.similia.com.mx