• 10/12/2018

Gingivitis bajo control con Homeopatía

La gingivitis o inflamación de las encías es una de las afectaciones más comunes en los consultorios dentales. Su atención requiere higiene bucal adecuada, aunque la Homeopatía cuenta, además, con opciones muy efectivas para su tratamiento y prevención.

Mal aliento, inflamación de las encias y sangrado crónico son síntomas inequívocos de gingivitis, una alteracion que se caracteriza por la inflamación de la gíngiva (tejido blando que protege al hueso) y que puede, de no tratarse adecuadamente, generar la movilidad de las piezas dentalesy, consecuentemente, la pérdida de las mismas.

Hay que decir que existen causas naturales en la aparición de la gingivitis, como la erupción de los dientes en los bebés y la mestruación y el embarazo en las mujeres, pero lo más comun es que aparezca debido a la mala higiene, lo que incluye una deficiente técnica en el lavado de la dentadura y un esporádico o nulo uso de hilo dental.

La Dra. Maura Espejel Mejía, cirujana dentista egresada de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala, de la Universidad Nacional Autónoma de México, señala que la gingivitis es un problema grave porque afecta prácticamente a todos los mexicanos en algún momento de la vida y determina que muchas personas, aproximadamente a los 35 años, sean víctimas de enfermedad periodontal, misma que se caracteriza por un proceso irreversible en el que hay gran movilidad y pérdida de piezas dentales.

"Los  mexicanos no sabemos lavarnos los dientes ni tenemos una técnica de cepillado adecuada; es por ello que se inflaman las encías, hay mal aliento y sangrado frecuente. Es muy común que la persona afectada detecte sabor a sangre cuando come o traga saliva, o que observe que mancha la almohada mientras duerme. Lamentablemente, como el paciente no experimenta dolor desatiende estas manifestaciones; piensa que se lastimó con el cepillo o que algún alimento le irritó la gíngiva, lo que hace que se cepille menos y que haya más acumulación de bacterias", apunta la especialista.

TRATAMIENTOS

La odontología tradicional basa el tratamiento de la gingivitis en el mejoramiento de la limpieza dental y el uso de enjuagues antisépticos, los cuales tienen la misión de reducir el número de bacterias que se encuentran en la boca para que los tejidos tengan tiempo de reponerse.

Algunas de las sustancias presentes en este tipo de productos empezaron a utilizarse en 1970 como antisépticos de material quirúrgico, relata la Dra Espejel y aproximadamente 10 años más tarde llegaron al área de la Odontología.

No obstante, este tipo de productos tiene efectos colaterales indeseables, apunta la Dra Espejel y por ello que "se recomienda que no se utilicen por más de 15 días, ya que pigmentan el dorso de la lengua, alteran las papilas gustativas (los alimentos saben diferente) y afectan la coloración de los dientes".

Aunque parezca increíble el uso prolongado de estos enjuagues puede favorecer el crecimiento del sarro y retrasar la cicatrización, dice dice la especialista, quien comenta que en los niños está prohibida su utilización por que pueden sufrir intoxicación leve, diarrea, vómito y náuseas.

LA HOMEOPATÍA Y LA GINGIVITIS

La Dra Espejel, También docente e investigadora del Centro Interdiciplinario de las Ciencias de la Salud del IPN, refiera que la Homeopatía es muy noble y ofrece soluciones muy sutiles (que no lentas) a un sinfín de personas.

Este sistema médico terapéutico utiliza desde hace mucho la calendula y la chamomilla para tratar la gingivitis, sustancias que poseen un gran poder bactericida. Cuando hay que enfrentarse a problemas más severos, se puede elegir belladona o Mercurio Vivus (excelente para tratar la inflamación de la piel y membranas mucosas, formación de pus, dolor y en algunos casos llagas abiertas), pero el uso de uno u otro medicamentos deberá ponerlo en odontólogo homeópata.

Por Juan Fernando Gozález G.

Revista Homeofarma Noviembre 2018