• 22/02/2018

Cáncer de Pulmón

El peligro más grande a que se enfrentan los fumadores es el CÁNCER. El grado en que el tabaco afecta a un organismo, depende de lo profundo de la inhalación y del tiempo que la persona haya fumado. Las vías respiratorias son las partes más susceptibles, y por lo tanto las más afectadas son aquellas con las que el humo del tabaco tiene contacto directo: boca, laringe, faringe, bronquios y pulmones.

Otros órganos como páncreas, riñones y vejiga, aunque no tengan contacto directo pueden también ser dañadas por substancias que el organismo absorbe o metaboliza de los componentes del tabaco.

En el hombre se presenta con mayor frecuencia la incidencia del CÁNCER pulmonar, debido a que inhala más profundamente y usualmente combina el hábito de fumar con el tomar bebidas alcohólicas.

El CÁNCER pulmonar es raro en los no fumadores, su incidencia crece a medida que se usa y se abusa del tabaco.

El tabaco puede también producir o coadyuvar a la angina de pecho, arteroesclerosis, ataques cardiacos, úlcera péptica, alta presión, etc., etc ..

En las mujeres embarazadas el humo del tabaco pasa a través de la placenta y alcanza al feto en desarrollo, dañandolo tanto antes como después del nacimiento. Los niños nacidos de madres muy fumadoras son más propensos a ser prematuros y a tener un peso menor, de los niños de mujeres que no fuman. El síndrome de "muerte en la cuna" ocurre también con mucha mayor frecuencia en niños de las madres que fumaron durante todo su embarazo.

RECOMENDAMOS AMPLIAMENTE CONSULTAR CON SU MEDICO HOMEÓPATA DE CONFIANZA PARA UN
TRATAMIENTO INTEGRAL Y PRECISO

Productos relacionados

Nartabac