• 19/04/2018

Verrugas y Mezquinos

¿Qué tanto sabes de mezquinos?

Las verrugas virales son neoformaciones superficiales y benignas de la piel que pueden afectar a niños, adultos, hombres y mujeres, constituyendo uno de los 5 motivos que con más frecuencia se ve en la consulta dermatológica.

Además, este tipo de verrugas son contagiosas, pero su transmisibilidad es baja y muchas veces no se sabe de donde las obtiene el paciente. Son también autoinoculables, es decir que si una persona con verrugas se rasguña la piel, ahí mismo crecerán más verrugas.

Un estado inmunológico deteriorado, o en determinadas circunstancias, factores depresivos en el paciente pueden contribuir o permitir su extensión y persistencia. Si no se atienden médicamente pueden ocasionar problemas en la autoestima por el rechazo de personas que desconocen este padecimiento y esto sucede con frecuencia en el trabajo y en las escuelas, además de repercutir en el estado estético del paciente.

Clasificación de las verrugas:

Mezquinos

Existen diferentes tipos de verrugas, las más comunes son las vulgares conocidas también como mezquinos . Se presentan casi siempre en niños. Aparecen además de manera solitaria o múltiple, de superficie anfractuosa, secas, duras, del color de la piel o a veces más oscuras, semiesféricas y bien limitadas, muestran en su superficie un fino puntilleo oscuro. No son dolorosas a menos que se les golpee y su desaparición espontánea no deja cicatrices. Su número puede llegar a decenas y se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo.

Una localización que si es dolorosa de este tipo de verruga es alrededor de las uñas (periungueal) en las manos o pies, ya que levantan las uñas y alteran su crecimiento al lesionar la matriz.

“Ojos de pescado”

Otro tipo de verrugas virales son las Verrugas plantares también conocidas como “ojos de pescado” y como su nombre lo indica se presentan en la planta de los pies, aunque también pueden estar en las caras internas de los dedos. Son dolorosas por la presión del peso del cuerpo, existen únicas o múltiples.

Condilomas acuminados

Así mismo, hay otra clasificación de verrugas y son las acuminadas que se les conoce como condilomas acuminados o papilomas venéreos porque en la mayor parte de los casos se adquieren por relación sexual, pero también se pueden ver en niños sin ningún tipo de relación, tal vez solo por desaseo.

Se presentan en sitios húmedos y calientes, alrededor de orificios naturales: glande, labios mayores y menores, ano recto, boca. Pueden ser pequeñas, apenas salientes o alcanzar grandes dimensiones que deforman la región genital, se humedecen y se infectan y producen un olor muy desagradable.

Este tipo de verruga no tiende a la involución espontánea, persisten, crecen y motivan la consulta, no tanto por el aspecto estético, sino por el temor a la transmisión a otras personas.

Las verrugas, se localizan en la piel y en las mucosas. Dependiendo del tipo de virus el aspecto de cada una de las formaciones es diferente. La homeopatía es eficaz en el tratamiento de las verrugas y mezquinos, con eficientes métodos para eliminar internamente la propensión a estas manifestaciones. La homeopatía no es dolorosa y asegura la desaparición de las lesiones sin dejar cicatriz.

El tratamiento contra las verrugas, mezquinos, condilomas y/o molluscum con homeopatía puede ser de entre dos a cuatro meses. Nunca debemos operar una verruga porque reaparecen y además queda cicatriz. Con la homeopatía el tratamiento es de larga duración pero cuando caen no vuelven a aparecer.
 

 

RECOMENDAMOS AMPLIAMENTE CONSULTAR CON SU MEDICO HOMEÓPATA DE CONFIANZA PARA UN
TRATAMIENTO INTEGRAL Y PRECISO


Más información y tratamientos sobre como quitar verrugas y mezquinos en nuestras sucursales